Galería

Ayer por la noche Tonino Carotone se presentó por primera vez en México y qué mejor lugar que El Plaza Condesa para recibirlo.


Sombreros de todos tipos y camisas con cuellos largos y abiertos adornaron el venue de la colonia Condesa y quienes los portaron, llenaron de alegría el ambiente desde la primera nota que sonó de Liber Terán, encargado de abrir el show.


Liber, ex integrante de Los de Abajo, logró que la espera de los fans de Tonino fuera más ligera y con su música ligada al estilo balkan y la polka cumplió de manera más que satisfactoria sus papel de abridor de alguien tan importante como Tonino Carotone.

Tras la participación de Liber Terán, todo estaba listo para recibir al español-italiano, quien entró al escenario con su clásico outfit: camisa negra, saco blanco y sombrero.

“Hay cosas que no funcionan, pero la música siempre. Más vale tarde que nunca México” fueron las palabras para que Tonino comenzara con su presentación impregnada de ritmos y géneros musicales tan variados como la excentricidad de él.

Música romántica, polka, funk, motivos cavaretezcos y hasta algo de filosofía nocturna fue lo que Tonino y su banda mostraron en el escenario con rolas como “Il Santo”, “E’ Un mondo difficile”, “Primaverando” y su éxito “Me cago en el amor”.


Un manejo increible del escenario y una madurez musical y estética demostraron el por qué Tonino ha colaborado con artistas como Nacho Mastretta, Gogol Bordello y Manu Chau.


La fiesta parecía no terminar,  poco a poco Tonino llevó al público a diferentes estados de ánimo con historias sacadas de la noche, del amor y de la fiesta. No hubo un momento en que el público lo perdiera de vista o cambiara su atención y cómo hacerlo si él mismo, como lo dice en una canción, se vio feliz haciendo lo que le venía en gana en el escenario.