Galería

La noche de ayer, sábado 17 de marzo, el Plaza Condesa se llenó de una gran diversidad de sonidos y géneros musicales, que fueron desde el ska, hasta música de Europa del este. La Kinky Beat, La Hora de la Hora, Triciclo Circus Band y Balcan Beat y Los de Abajo hicieron que el público bailara y cantara sin parar.

Para comenzar con el ambiente y abrir este concierto, llamado Mondo Rebelde, el encargado fue el grupo La Hora de la Hora, que con su fusión de música balcánica, polka, cumbia, bolero, ska y merengue, cautivaron a los asistentes con un estilo basado principalmente en violín y acordeón.

La segunda banda en pisar el escenario fue La Kinky Band, grupo originario de Barcelona que visitaba nuestro país de nueva cuenta. El ambiente que crearon fue místico, ya que con una combinación perfecta entre sonidos electrónicos, con un trombón, batería, guitarra y la increíble voz de Miry Matahary, demostraron que su Drum & Bass-Dub, como ellos lo llaman, proviene del corazón. Con canciones como “Good System”, “Dance Flor” y “Vampires” cautivaron al público.

Un giro más electrónico vino con Balcan Beats, quienes con un set bastante trabajado prendieron más el ambiente. Los dos DJ’s de esta agrupación combinaron las rolas con performance muy interesantes; como es costumbre en las presentaciones con música balcánica no pudo faltar el motivo del circo y una bailarina que movía la cadera al ritmo de la música.

Para continuar con esta noche de Mondo Rebelde, uno de las bandas más prometedoras y que poco a poco se ha ido ganando un lugar importante en la escena musical nacional llegó con mucha hambre de triunfar en el Plaza Condesa, se trata de Triciclo Circus Band, que derrocharon energía y talento en su presentación. Su estilo característico, que es una fusión de música balcánica, polka y algunos destellos de música popular mexicana, llenó al Plaza Condesa de alegría. “Influenza”, “El amor” y “Gypsy Party” fueron entonadas por sus fans y lograron conquistar a este lugar.

Ahora sí, ya era turno de la presentación estelar de Los de Abajo, banda que es una piedra clave del ska mexicano. Su energía desde la primera rola “Nasdrovia”, se sintió. El slam no faltó y explotó con los clásicos “Skapate” y “War for peace”. Momentos de baile y de tranquilidad, hicieron de la presentación de esta banda una experiencia diferente. Con una intro más romántica, “Labios rojos” sonó en el Plaza Condesa, con la que aprovecharon para promocionar su nuevo disco, próximo a salir a la venta: Latin ska force 2.

Así terminó la noche, llena de diversión y música alegre digna de hacer bailar a cualquiera que asistiera al Plaza Condesa, aunque esto no es casualidad, sino gracias a la excelente calidad musical de todas las bandas.