Galería

Por Donají Chávez

Ayer, sábado 28 de enero, los hermanos Jesse & Joy ofrecieron un concierto en El Plaza Condesa para presentar su reciente producción, ¿Con quién se queda el perro?, por la cual recibieron disco platino durante el show.

Ante un recinto lleno en su totalidad, la velada de casi dos horas inició cuando Jesse & Joy salieron al escenario, adaptado como una sala llena de lámparas, a ritmo de un paso doble. Los hermanos, quienes sostenían una rosa roja con los dientes, aventaron la flor al público y arrancaron el concierto con “Aquí voy”, “Espacio sideral” y “Gotitas de amor” a lado de su banda y el trío Elvis (músicos vestidos como El Rey del rock & roll, a cargo del saxofón, trombón y la trompeta).

En un ambiente de alegría, luz y color, Jesse & Joy recibieron un disco platino por las más de 60 mil copias vendidas de su nuevo álbum. Tomás Rodríguez, director de Warner Music, y Pablo, integrante de Camila, fueron los encargados de otorgar dicho reconocimiento que, en palabras del músico, demuestra la calidad y madurez musical del dúo.

Felices y agradecidos por el disco platino, los hermanos reanudaron la fiesta al compás de “¿Con quién se queda el perro?”, canción que dio paso al romanticismo de “Llegaste tú”, “Me llora el cielo”, “Esto es lo que soy” y “Tú mi poesía”, temas en los que Joy conquistó a los asistentes con su voz y Jesse demostró su talento en la guitarra y en el piano.

Sentados en un sillón, el encuentro de los músicos con los asistentes se hizo más íntimo. En completa armonía y tranquilidad, el público disfrutó de las versiones acústicas de “Me quiero enamorar”, “Volveré” y “Si te vas”.

Con imágenes de la historieta Archie proyectadas en la pantalla del escenario, sonó con intensidad “Quiero que me quieras”; Jesse dedicó “Adiós” a quienes se han enamorado y les han roto el corazón, y Joy cantó para Jaime, una persona a quien ama, “La de la mala suerte”.

Después de interpretar “Me voy”, los hermanos salieron del escenario, pero regresaron a los pocos minutos para complacer a sus fans con “Chocolate” y “Ya no quiero”, ésta última entre globos rojos.

“Nos vamos con una sonrisa en la boca, les agradecemos infinitamente todo su amor, nosotros somos Jesse & Joy”, expresó él antes de un tema esperado por todos: “Corre”.

En completa hermandad, Jesse con su instrumento y Joy en el micrófono, “Dulce melodía” marcó el final de una gran presentación que Jesse concluyó emotivamente al decir: “Está increíble terminar el concierto como inició Jesse & Joy: con sólo una guitarra y la voz de Joy… en la sala de la casa”.