Galería

Por: Sol Burgos
La noche del martes El Plaza Condesa se llenó de nostalgia y mucha energía gracias a los fieles seguidores de Illya Kuryaki & The Valderramas, su esperado regreso a los escenarios tenía una elevada expectativa después de su exitosa actuación en el Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino 2012 tras 10 años de ausencia.

Una voz femenina nos dio la bienvenida al viaje que Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur nos han preparado y al aviso de unos retumbantes graves provenientes de las bocinas nos advierten de una asegurada explosión de sensaciones al ritmo de sus más pegajosas canciones.

"Chaco" fue la encargada de abrir la fiesta, el público la identifica de inmediato, y de aquí ya no hay retorno a la ausencia que IKV nos había dejado. Un viaje psicodélico comenzaba en la pantalla, un trip por diferentes tópicos ligados a ácidos. Es así como bailes aborígenes nos indicaban el camino a seguir.

Emmanuel y Dante tomaron sus guitarras para interpretar "Jaguar House" junto a un Ganesh neón multicolor. Todas esas almas concentradas dentro de El Plaza Condesa le rendían un culto psicodélico a estos dos monstruos argentinos.

"¿Tengo mezcal, tequila, café o jugo?", Dante pregunta al público, la respuesta obligatoria se escucha más fuerte que nunca, "Jugo" hace bailar a todos. Ya entrados en el viaje de 1997, IKV llegó a la leyenda del Tigre y el Dragón con "Expedición al Klama Hama".

"Muchos eran muy pequeños cuando esta canción salió" y adivinando la edad de algunos fans en las primeras filas, IKV danta "Trewa" acompañados de imágenes sacras en la pantalla para rematar con una imagen muy kitsch de la Virgen de Guadalupe.

Y si ya el calor humano era inminente, lo mejor estaba por llegar al ritmo de "Funky Futurista", "Jennifer del Estero" y "Coolo", El Plaza se caía a pedazos con tanto baile y brincos de los asistentes.

Sin duda una de las noches más sabrosas en El Plaza, IKV le otorga un respiro a su fiel público para disfrutar el cierre de la noche con "Ruégame", "Abismo", "Remisero" y la cereza del pastel (que no era de Jennifer López) "Abarajame".

Y es así que ganaron todos aquellos que apostaron a que "Abarajame" se escucharía en El Plaza Condesa un martes cualquiera, en forma de nueva versión. No tiene precio que una banda te regale el viaje a tu adolescencia para regresar al presente y sentirse una persona muy felíz de una década después poder rapear la misma canción que a escondidas te aprendiste de memoria.