Galería

Por Donají Chávez

Groove Collective, Troker y Sara Valenzuela ofrecieron el sábado 30 de junio un concierto en El Plaza Condesa en el que hubo jazz, funk y mucho baile, además de ley seca (instaurada por tratarse de un día previo a las elecciones), que no fue impedimento para que adolescentes y adultos se deleitaran con el groove de estas bandas a lo largo de las cuatro horas que duró el show.

La primera en salir al escenario fue Sara Valenzuela, quien con buena sazón musical presentó parte de su más reciente material: En la cocina. A pesar de que su actuación fue pequeña y tocó solamente tres canciones, obtuvo gran aceptación por parte del público, quien ha seguido su trayectoria desde que era vocalista de La Dosis. Acompañada por el inigualable saxofonista Jay Rodríguez y por dos músicos de Troker, Valenzuela, además de cantar, mostró su talento en la guitarra acústica y creó el ambiente ideal para dar paso a la segunda agrupación de la noche.

Troker inició su presentación con “Bórax” y de inmediato puso a todos a bailar. A lo largo de un set de seis canciones, dejaron claro por qué son reconocidos como “la banda que rockea haciendo jazz”. Con notas frenéticas, sonaron “Planeta terror” y “El atraco a la furgoneta gris”; “Chapala blues” llegó a oídos de los presentes bajo el enigma provocado por cada uno de los músicos, quienes derrocharon talento en “7 machete”, una verdadera explosión de sonidos que precedió a los ritmos latinos de “El novio” y al melódico clarinete de Jay Rodríguez que se sumó al cierre del show de los músicos de Guanatos.

Alrededor de las diez de la noche, Groove Collective, una de las bandas más destacadas del jazz contemporáneo, apareció ante los asistentes para contagiarlos de su estilo musical neoyorquino y embriagarlos con sus improvisaciones. “Genji Monogatari” fue el tema que escogió el colectivo para arrancar su espectáculo, para después complacer los oídos, la mente y el cuerpo entero con una selección de más de cinco temas de People People Music Music, disco de Groove Collective que fue nominado a un Grammy Latino como Mejor Álbum de Jazz Contemporáneo.

Con ritmos llenos de folclore urbano, la sensibilidad estuvo a flor de piel con el hipnótico “Outermost” y las percusiones irreverentes en “Six For Fred”, que sirvieron para liberar toda clase de movimientos corporales. Otra pieza que sobresalió del concierto fue “Centerfield”, la cual dio comienzo con un mood muy tranquilo y relajante a través de las notas del teclado, hasta terminar en toda una fiesta que se extendió canción tras canción.

En la recta final, Troker y la voz de Sara Valenzuela se unieron a Groove Collective para continuar con el disfrute nocturno del funk, jazz, house, ritmos latinos y rock que inundó El Plaza. “Gracias por estar con nosotros”, dijo Jay Rodríguez antes del último tema, del cual destacó su eufórica batería.