Galería

Por Carlos Mena
La crónica de algo fantástico que se presentó durante 6 jueves en El Plaza Condesa, narrando la gran carrera de 25 años de Fobia llegó a su fin este jueves.

“Destruye hogares” fue el último capitulo, el capitulo que consistió en el reciente sexto álbum de estudio y en el que se encuentra ya la nueva alineación que acompaña a Leonardo De Lozanne y a Paco Huidobro. Por ser el show que cerraba este gran fenómeno llamado Fobiarama se esperaba que fuera el mejor ( y vaya que era una tarea difícil), y así fue.

Cerca de las 10 de la noche Leo y Paco, acompañados de los nuevos fobios, subieron al escenario (el cual presentó una nueva escenografía). Al igual que como se manejó en esta serie de conciertos, comenzaron a tocar integro su “Destruye hogares”, comenzando con “La búsqueda”, “Pesadilla” y “Monstruo”. Cabe resaltar que a pesar de ser un disco nuevo y poco conocido hasta el momento, gran cantidad del público asistente no dejo de corear y cantar las canciones y aplaudir la participación de Diego Herrera y su sax.

Al terminar las canciones correspondientes a su último disco, Fobia se despidió momentáneamente de su público, y regresaron para tocar una segunda parte de concierto, esta vez de puros éxitos comenzando con “Hoy Tengo Miedo”.

Las emociones de un Plaza Condesa lleno siguieron con “Dos Corazones”, y de nuevo un cierre momentáneo con Veneno Vil, la canción más cantada de la noche sin duda alguna.

Después de otro breve descanso, Fobia regresó y con todas las manos arriba tocaron “Revolución sin manos”. Seguido de esto, Leo se colgó su guitarra acústica para interpretar “Vivo”, en la cual el “uo o o o o” se escucho perfectamente en el interior de este lugar.

“Hipnotízame” y “No eres yo” fueron la antesala para el gran final de Fobiarama: “El diablo” y “El microbito”. De está manera Leo agradeció a todos los que estuvieron en cada uno de los shows y especialmente los que estuvieron esa noche, pues son los que habían asistido a más de 3 conciertos anteriores, los verdaderos fans.

Al final y ya con Fobia fuera del escenario, un mariachi apareció y tocó “Vivo” y “El microbito”, sorprendiendo a todos los fans y finalizando de esta manera Fobiarma, la crónica de unos 25 fantásticos años.