Galería

Por: Alejandro Ramírez

Noche lluviosa en la ciudad, la gente buscaba resguardo a la entrada de El Plaza Condesa, domingo de música compleja, comenzando con Alonso Arreola diciendo “No más sangre” y grabando el loop con un efecto para comenzar a tocar el bajo frenéticamente. Así comenzó su set cargado de buena técnica, efectos, armónicos y complejas escalas.

Después de regalar discos al público se pudo escuchar un dúo de bajo y saxofón perfectamente ejecutado. Alonso se despidió del escenario agradeciendo los aplausos del público que hizo una buena entrada en el Plaza Condesa.

Adrian Belew apareció en el escenario con su inseparable guitarra Parker que él mismo diseñó para comenzar el festín sónico con “B3”. Desde las primeras notas se notó el talento de este power trío complementado por Tobias Ralph en la batería y Julie Slick en el bajo, dando los 2 una perfecta conjunción en el escenario.

Así fue como comenzó un festín de riffs y complejos solos de guitarra, combinaciones de efectos e improvisaciones.